Con nuestro grupo de niños más pequeñitos pretendemos hacer una transición respetuosa de la casa a la escuela al mismo tiempo que el niño se integra al ambiente y ritmo del día.

Al ser la primera experiencia escolar de los niños, procuramos lo siguiente:

  • Mantener un grupo de tamaño reducido,
  • Dar la opción de asistencia sólo algunos días a la semana,
  • Tener un horario más corto (9:30 a.m. a 1:30 p.m.),
  • Permitir el acompañamiento de los papás durante la adaptación*

El ritmo diario incluye una caminata, una ronda, juego libre, un refrigerio, un cuento y una siesta al final de la mañana.